Recursos para las PYMEs en materia de LOPD

Informa el Gabinete de Comunicación de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que se han publicado nuevos materiales y recursos con los que facilitar a las pequeñas y medianas empresas su adaptación al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que entró en vigor el 25 de mayo de 2016 y comenzará a aplicarse el 25 de mayo de 2018. Los materiales incluyen una ‘'Guía del Reglamento para responsables de tratamiento'’, ‘'Directrices para elaborar contratos entre responsables y encargados'’ y una ‘'Guía para el cumplimiento del deber de informar'’, todos ellos elaborados junto a la Autoridad Catalana y la Agencia Vasca de Protección de Datos.

La Agencia, en su faceta preventiva, quiere facilitar que, durante este periodo transitorio, las pymes conozcan el impacto que va a tener el Reglamento en la forma en la que tratan datos para que puedan adaptar sus procesos a la nueva normativa, ya que esta supone un cambio en el modelo de cumplimiento y exige un compromiso más activo. El objetivo es ofrecer la mayor información posible a las pymes, que suponen el 99% del tejido empresarial español. Los materiales presentados hoy son los siguientes:

- Guía del Reglamento General de Protección de Datos para responsables de tratamiento. El documento recoge las principales cuestiones que las organizaciones deben tener en cuenta para cumplir con las obligaciones recogidas en el Reglamento. La Guía incluye en su parte final una Lista de verificación con la que las entidades pueden determinar si han dado los pasos necesarios para estar en condiciones de hacer una correcta aplicación del RGPD. Guía del Reglamento General de Protección de Datos para responsables de tratamiento

Algunas de las recomendaciones que se ofrecen en la Guía pueden ponerse en práctica de forma casi inmediata, porque tienen que ver con actuaciones que debieran iniciarse ya durante este periodo transitorio. En otros casos, esas recomendaciones o propuestas solo deberán tenerse en cuenta en el momento en que el RGPD sea de aplicación, aunque se han incluido para fomentar que las entidades puedan ir anticipándose al momento en el que las medidas sean de obligado cumplimiento. 

-Directrices para la elaboración de contratos entre responsables y encargados de tratamiento . El RGPD establece que las relaciones entre el responsable y el encargado deben formalizarse en un contrato o acto jurídico que les vincule, regulando de forma minuciosa su contenido mínimo. Estas directrices se han realizado con la finalidad de que los contratos reflejen todos los contenidos recogidos en el Reglamento.

- Guía para el cumplimiento del deber de informar. El RGPD concede gran importancia a la información que debe proporcionarse a los ciudadanos cuyos datos van a tratarse, estableciendo una lista exhaustiva de los contenidos que deben ser expuestos de forma clara y accesible. Esta Guía ofrece recomendaciones y soluciones prácticas sobre los modos de proporcionar esta información.

Estos recursos están incluidos en una nueva sección web específica sobre el Reglamento, que también incorpora otros elementos que pueden resultar útiles para que las entidades puedan adaptarse de forma paulatina al RGPD. La AEPD, por otro lado, se encuentra preparando una herramienta de autoevaluación online dirigida a favorecer que pequeñas y medianas empresas puedan valorar de forma rápida y sencilla si sólo realizan tratamientos que en principio plantean un bajo o muy bajo riesgo para los derechos de los interesados, y ofrecerles el acceso a las medidas de cumplimiento que el Reglamento Europeo exige en estos casos (Fuente de la información: AEPD; fuente de la imagen: pixabay).

Balance en materia de Protección de Datos

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) publicó su Plan Estratégico 2015-2019 a finales de 2015, tras someterlo a consulta pública y recibir casi 400 aportaciones de ciudadanos y diferentes entidades y colectivos. El documento fijaba los objetivos que pretendía alcanzar el organismo a través una serie de iniciativas específicas estructuradas en cinco ejes: Prevención para una protección más eficaz; Innovación y protección de datos: factor de confianza y garantía de calidad; Una Agencia colaboradora, transparente y participativa; Una Agencia cercana a los responsables y a los profesionales de la privacidad; y Una Agencia más ágil y eficiente. El Plan Estratégico de la Agencia fue proyectado como un documento que permitiera la incorporación y el desarrollo de nuevas iniciativas, el enriquecimiento de las ya existentes y su adaptación en función del diagnóstico realizado. La AEPD mantiene abierto un Buzón de sugerencias en su página web para que ciudadanos, responsables de tratamiento, expertos en protección de datos y organizaciones públicas y privadas puedan realizar sus sugerencias y aportaciones.

Pues bien, recientemente se ha presentado el balance del primer año, documento que recoge más de cien medidas enfocadas a consolidar el organismo en la eficiencia y la participación, permitiendo salvaguardar el derecho fundamental de los ciudadanos y colaborar con aquellas entidades que tratan datos. Del conjunto de iniciativas realizadas en 2016 la Agencia destaca la publicación de siete guías sobre diversas materias; las actuaciones realizadas para sensibilizar a los menores sobre la importancia de proteger su información personal en internet; o la actualización de contenidos prácticos de diversa temática para orientar al ciudadano en temas como el ejercicio del derecho al olvido o cómo solicitar la eliminación de fotos y vídeos publicados en internet. La AEPD, se enfrenta a un reto de gran envergadura en 2017: sentar las bases para que tanto las entidades como los profesionales de la privacidad puedan adaptarse de forma paulatina al nuevo Reglamento europeo de Protección de Datos, que será de aplicación directa en mayo de 2018 (Fuente de la información: AEPD; fuente de la imagen: pixabay).